LOS JUGUETES SIGUEN SIENDO LA ATRACCIÓN NAVIDEÑA PARA TODOS LOS NIÑOS DEL MUNDO.

Las clases de Educación Técnico Manual eran verdaderos talleres profesionales que funcionaban a horario completo por la necesidad de conseguir las herramientas necesarias para dar forma de juguetes a los trozos de madera que se trabajaban a simple lima, serrucho, formón y escofinas.-

Salían de esos talleres hermosas obras de arte, logradas con el entusiasmo, paciencia  y ganas de satisfacer  las habilidades manuales de los alumnos que asistíamos con agrado a esta asignatura estipulada en el plan de estudios.-

Los talleres no eran otra cosa que una pieza ubicada en el subterráneo del edificio donde funcionaba la Escuela Normal de Valdivia en la calle Simpson y ahí se forjaba el espíritu emprendedor de los alumnos que más tarde darían esas enseñanzas a sus propios alumnos.-

 

hugo-perez-e1271864728661

 

Recuerdo con cariño el trabajo que elaboré con un trozo de madera en el cual fui dando forma minuciosamente a una réplica de los aviones utilizados en la segunda guerra  mundial, un monomotor con su hélice en la parte frontal y las alas desplegadas al viento dispuestas al combate.-Logrado  el objetivo, lleno de satisfacción personal  excelente calificación que más se podía pedir trabajando  en  esas condiciones-

También hacíamos figuras de animales recortadas en madera terciada los cuales eran cortados minuciosamente para pintarlos después y colocarlos sobre una plataforma de madera con cuatro ruedas y con un cordón para ser tirados por  los niños a quienes se   les reglaban esos juguetes para las fiestas de Navidad y eran felices los pequeños jugando con sus animales o con sus carritos de madera.-

La sala de Trabajos Manuales era un hormiguero laborioso donde el ruido que se sentía era solamente de energía y espíritu juvenil dándole vida a un pedazo de madera o alguna tabla en desuso y al parecer inservible, pero, en las ágiles manos de los alumnos salían los juguetes que iban a alegrar los momentos de sana entretención a los niños, cuyos padres no podían comprarles los juguetes que en realidad querían.-

De estos talleres salían animales saltarines, caballitos balancines, patines con ruedas de madera y dirigibles con las manos y un sinnúmero de juguetes que la creatividad profesor alumno podían concebir.-

Recuerdo con cariño las clases de economía doméstica que nos dictaba una profesora distinguida por su amable trato con los alumnos, quizás como una manera de atraernos a su clase donde nos enseñaba a utilizar los productos que se producían en una parcela en la asignatura de agricultura y que los alumnos aprendíamos a sembrar para después cosechar la papas y las verduras en nuestra propia alimentación.-

Nos gustaba  ir a la parcela  una vez por semana porque  esta salida programada nos permitía salir de nuestro internado y caminar varias cuadras para ver la ciudad que en cada salida nos cautivaba mucho más.

El profesor de Artes Plásticas era un destacado pintor nacional y con su capacidad de artista consumado nos incentivaba a practicar dibujo, utilizar los pinceles correctamente y combinar los colores para traducir en los telares los paisajes de la ciudad de Valdivia que más le gustase a sus pupilos.-

Eran clases activas donde la curiosidad por descubrir lo bello de la naturaleza se descubría a través del arte en su esencia misma.-

 

 

 

 

 

AIbEiAIAAABECICAicfR6b-JuAEiC3ZjYXJkX3Bob3RvKihiMGFlMDg5ZDJhZjllYjYwMmEwM2RlNTA2NGEwNmIyY2ZkZDk4ZmUyMAEzGm2Eeg_wvDfV1xDRxcDWcCqsVQ          Hugo Pérez White

 

 

cropped-el-tarapaca.jpg

 

 

°°°°°°°°°°°°

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s