COMO  EN LA ÉPOCA DEL ESPLENDOR  SALITRERO,  TEATRO DE HUMBERSTONE FUE EL ESCENARIO DE VELADA PAMPINA.

Teatro Expresión presentó obra “Margarita,  remolino de la pampa”

  • Brillante actuación de Kirqui Wayra, Estudiantina Voces del Norte y los Patizorros

Hasta la Salitrera Humberstone se trasladaron los festejos de la Semana del Salitre 2016, donde el Teatro Universitario Expresión, presentó la obra “Margarita, remolino de la Pampa”, que creara el hombre de teatro, Willy Zagarra (QEPD) y que ahora fue puesta en escena bajo la dirección de Iván Vera-Pinto.

La obra fue parte de la gran velada pampina, que además incluyó la presentación del grupo Los Patizorros y de la Estudiantina Voces del Norte, que surgieron en la Oficina Salitrera Victoria y que pese a los años, siguen interpretando los temas de antaño, deleitando a los pampinos que repletaron la sala de teatro.

El Ballet de danzas tradicionales, Kirqui Wayra, marcó un momento de gran emotividad, al poner en escena un cuadro basado en la Masacre de la Escuela Santa María, del iquiqueño Luis Advis, remarcando con ello, las luchas sociales que dieron los obreros del salitre. Pero también revivieron los momentos de relajo  cuando festejaban en las salas filarmónicas, bailando los ritmos de la época, que llegaron a las oficinas junto con los empresarios salitreros.

La gran velada pampina forma parte de la Semana del Salitre que se realiza año a año, congregando a pampinos que nacieron y vivieron en las distintas oficinas salitreras y que se resisten a que su historia sea olvidada.

Sara Benavides, Presidenta de la Corporación Hijos del Salitre, organizadora de la actividad, señaló sentirse muy complacida por la masiva respuesta de los pampinos. “En nuestras actividades siempre tenemos a muchos pampinos que participan, pero este año, siento que ha habido más participación pero también mayor compromiso. Además, veo cómo las nuevas generaciones… los hijos, los nietos, se suman y se van transformando también, en portadores de nuestras tradiciones y nuestro legado pampino”.

También destacó el aporte del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Tarapacá, que incorporó la velada pampina denominada “Volvamos a la Pampa y quedémonos allá”, como parte del programa ministerial Chile Celebra.

Silvio Zerega, Director Ejecutivo de la Corporación  Museo del Salitre, que tiene a su cargo el Sitio Patrimonio de la Humanidad Salitreras Humberstone y Santa Laura, señaló que para la entidad,  el eje central lo constituyen los pampinos. “Siempre hemos apoyado estas actividades que reviven lo que fue la vida en las salitreras. Y vamos a continuar en esa línea, especialmente si se hacen espectáculo del nivel que hemos tenido hoy. Las tradiciones deben mantenerse y transmitirse a los niños y jóvenes, depositarios de este legado”, señaló.

 

 

LOS PAMPINOS

La familia de Edith Gasso, vino a Chile desde Génova, Italia a instancias del abuelo. Luego su padre, no sabe porqué razón, se vino al norte. “Así yo nací en Agua Santa, del Cantón de Negreiros. Viví poco años en la pampa, pero al ver este espectáculo me sentí muy alegre. Recordé mi vida cuando era niña y venía  Humberstone a pasar mis vacaciones, a la casa de mis tíos”.

Sara Valenzuela, otra pampina, nació en Oficina Mapocho. Estaba muy emocionada. “Al llegar acá, me llené de recuerdos, fue algo mágico… me acordé de todos, de mi padre, de mi abuelo, de mi madre que murió hace poco tiempo. Fue como volver a esos días en que vivímos acá en Humberstone. Por eso me alegro mucho que se haya organizado esta velada”.

Eleuterio Salinas nació en Humberstone en 1938 y vivió en calle Sargento Aldea N° 20. “Acá uno se llena de vitalidad, de recuerdos del tiempo pasado. Me sentí muy emocionado, también sentí pena, pero me voy rejuvenecido por los recuerdos. Ver la obra  en el teatro al que iba cuando era niño, fue impactante”.

Cristian Romero, es estudiante de los últimos años de Ingeniería Comercial. No nació ni vivió en la pampa, sin embargo, la historia de la pampa, forma parte de su niñez, porque escucho el relato de su abuelo y de su madre. “Mi mamá nació en Mapocho y vivió en Humberstone. Desde niño me ha hablado de la pampa y me ha traspasado esta tradición. La pampa forma parte de nuestro patrimonio histórico familiar, por eso es especial estar acá”.

Los pampinos envejecen, por lo que cree  que “somos los jóvenes los que tenemos que tomar su legado y tomar todas sus reivindicaciones, todas las luchas que dieron”.

En el mismo sentido opinó el teatrista Waldo Aguilera, quien fue parte del elenco de “Margarita, remolino de la Pampa”, señalando que fue un honor actuar en un escenario tan especial. Dijo que las luchas que dieron los obreros del salitre es un tema social vigente, porque, aunque de otra forma, las injusticias y arbitrariedades, continúan.

FANTASMAS, CHURROS Y CHOCOLATES

Al concluir la velada, bajo los sones de la Banda del Litro, los pampinos  recorrieron la plaza de Humberstone y a su paso se encontraban con personajes del pasado, que volvieron a la salitrera, como fantasmas.   Fue un fantasmagórico espectáculo.

Los organizadores sirvieron churros, sopaipillas y chocolate, todo preparado en el lugar, lo que le dio un marco especial a la jornada.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s