DESPUÉS DE UN CONSTANTE PEREGRINAR ENCONTRAMOS LA TIERRA GENEROSA QUE CAUTIVÓ NUESTRAS VIDAS

Hugo Pérez White

 

photo

 

Recién  egresado de la  Escuela Normal como profesor de educación primaria e insertándome recién a la vida laboral, llegó el amor a golpear las puertas de mi corazón  con esa fuerza del viento de nuestra hermosa ciudad de Puerto Montt y con la misma rapidez que la lluvia se deja caer inundando sus calles en unos minutos, contrajimos matrimonio sin saber a plena conciencia lo que significaba el paso que íbamos a dar.-

Este acto para una pareja que sólo los unía el amor y  sin mirar las consecuencias ni las dificultades que íbamos a vivir lo soportamos estoicamente y estábamos dispuestos    a sortear todos los avatares que la vida nos presentaría y nos rodeamos rápidamente de cinco hijos que llenaron de alegría nuestras corazones.-

A pesar que ambos éramos profesores los dineros recibidos no alcanzaban a cubrir las necesidades para sobrellevar nuestra existencia, lo que me obligó a realizar otras actividades para satisfacer esas falencias  que una familia no podía tener y que tanto buscaba.-

Pasaron raudamente los años y de repente hubo que tomar otras acciones y aunque fueron dolorosas, fue así como decidimos renunciar a todo e irnos a vivir a otro país.-

Venezuela fue quien nos abrió sus puertas y  llegué a su capital Caracas lleno de ilusiones y esperanzas.- Durante dos meses estuve hospedado en una pensión administrada por una connacional muy emprendedora y atenta a solucionar los problemas  políticos y laborales que cada inquilino tenía, nos  ayudaba a conseguir datos de trabajo y como pasaba el tiempo y nada se concretaba apareció la oculta  nostalgia y el desasosiego propio de las circunstancias, regresé al hogar que había dejado con las ilusiones frustradas y volví a reintegrarme  a las clases en mi escuela que aún  esperaba mi llegada.-

Pero, el motivo principal que produjo esta inestabilidad emocional no se dejó estar con mi inquietud principal y me propuse  recorrer   gran parte de mi territorio buscando el lugar que solucionara nuestros problemas económicos aún a expensas de abandonar la   ciudad en que habíamos decidido formar nuestro futuro y en los próximos meses estuve visualizando lugares que fuesen asequibles a mis inquietudes profesionales y económicas y fue así como apareció la tierra prometida de mayores ingresos salariales por la vía de la asignación de zona y en este ranking lideraba las expectativas económicas la ciudad de Coyhaique que otorgaba  en ese entonces a  sus profesores  un 100 por ciento de asignación profesional y después de viajar a la zona por conocer en el lugar mismo las bondades del traslado opté de inmediato por esta elección y siendo un proceso muy difícil porque en esa época y hablo del año 1978 habían muchas solicitudes de señoras o esposas de funcionarios de gobierno que estaban en lista de prioridades para ser trasladadas donde ejercían sus maridos y ante este escollo insalvable por otra vía más expedita  me sugirieron renunciar a mi grado de subdirector de escuela especial con sueldo de grado 10 en el estatuto profesional que era equivalente a ser director de la escuela básica  y  aún perdiendo años de esfuerzo profesional, cursos de formación y una vida académica intensa, renuncié a mi grado  obtenido en concursos públicos y que con tanto esfuerzo logré y acepté irme a Coyhaique de profesor básico, pero, que con la zona acumulada al sueldo que dejaba de percibir era suficientemente alto para satisfacer la demanda que me iba a significar darle una educación universitaria a mis cinco hijos meta que finalmente dio sus resultados.-

Así llegamos a Coyhaique y ahí nos estancamos dejando sepultada la idea de buscar nuevas oportunidades   de  vida, donde supimos convivir  con la adusta Patagonia, participar en el desarrollo de esta hermosa región y hoy tenemos nuestro espacio reservado en el campo santo de Coyhaique para que su tierra helada y húmeda  sea nuestra compañera eterna en el camino del reencuentro espiritual.-

 

 

 

 

 

 

AIbEiAIAAABECICAicfR6b-JuAEiC3ZjYXJkX3Bob3RvKihiMGFlMDg5ZDJhZjllYjYwMmEwM2RlNTA2NGEwNmIyY2ZkZDk4ZmUyMAEzGm2Eeg_wvDfV1xDRxcDWcCqsVQ

hugo humberto perez white

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s